Doctora-medicina-china

MEDICINA TRADICIONAL CHINA: Origen y evolución

Cada vez son más las personas que se acercan a la medicina tradicional china con el fin de conocer este sistema médico que, aunque ha evolucionado con el tiempo, ha sabido mantener la esencia que le hizo expandirse por el resto de continentes. 

Conocer su origen, los tratamientos que la componen y sobre todo, conocer cómo ha unificando el conocimiento de la tradición a los avances de la investigación.

Te invito a seguir leyendo y hacer un viaje en el tiempo a través de este post, para conocer la inmensidad que existe tras la Medicina Tradicional China.


Origen milenario

Una de las primeras referencias escritas que tenemos sobre Medicina Tradicional China y sobre el tratamiento de acupuntura nos remonta a hace casi 3.000 años, con un Canon de medicina interna compuesto por dos textos llamado “Huang DI NEI JING”. – “Libro del Emperador Amarillo.»

En estos textos El Emperador Amarillo y sus ministros se hacen preguntas sobre el sistema de meridianos, el Yin-Yang y los puntos acupunturales. Conversaciones que les llevaría a sentar las cimientos de un sistema médico que 3.000 años más tarde sigue en uso. 

Estos textos ya comenzaban a alejarse de creencias chamánicas que afirmaban que las enfermedades eran causadas por demonios, para acercarse a razones más naturales como la edad, el estilo de vida, medio ambiente, dieta y emociones.

Este cambio tiene sentido teniendo en cuenta que la Medicina Tradicional China está enraizada al Taoísmo, filosofía basada en la observación de la naturaleza para que el hombre pueda ajustarse a sus leyes.

Una vida sencilla, organizada y orientada en conseguir una longevidad en plenas facultades, motivo por el que la medicina tradicional china pone especial atención en un estilo de vida enfocado en la prevención de la enfermedad. 

Pero, ¿qué tratamientos ofrece la Medicina China para conseguir esto?

Mujer meditando entre naturaleza

Tratamientos de la Medicina China

Los orígenes de la medicina china se cimentan en el Taoísmo y con el fin de restablecer el desequilibrio que origina la enfermedad, esta filosofía promueve un acercamiento holístico, entendiendo por holístico el sistema que ofrece ayuda a todas las dimensiones del ser humano; mental, espiritual, físico y emocional.

Para para recuperar la homeostasis natural, es decir, el equilibrio de todos los sistemas se desarrollaron un conjunto de tratamientos:

Acupuntura por punción de agujas

La acupuntura por punción de agujas, consiste en insertar finas agujas a través de la piel para estimular los puntos energéticos que se encuentran distribuidos a lo largo de los meridianos. Su fin es restablecer el correcto flujo de la energía Qi y con ella la salud.

Masaje Tuina

Este masaje ancestral debe su nombre a dos conceptos – TUI qué significa empujar y NA que significa agarrar. Y en este tratamiento como en los demás, la MTC usa el masaje con fines terapéuticos para restablecer la energía, pero en este caso mediante masajes

Personas de todas las edades y condiciones se benefician de este “reseteo” corporal para estimular la mente, relajar el cuerpo y vigorizar la energía.

Dietoterapia

La dietoterapia consiste en el uso terapéutico de la alimentación. 

Para conseguir la correcta regulación de la energía la MTC le otorga a cada alimento una energía específica según su naturaleza por lo que, la correcta combinación de alimentos permitirá que las energías se equilibren y con ellas la buena salud del paciente. 

Moxibustión

La moxibustión o el calor sanador, consiste en aplicar calor mediante moxas en los puntos energéticos de acupuntura. 

¿Y, que es una moxa? Si al efecto terapéutico del calor le añadimos las propiedades de la raíz de Artemisa de manera condensada obtenemos una moxa. 

Este tratamiento favorece la circulación de la sangre y ayuda en la eliminación de frío y humedad, ayudando a reactivar el organismo y con él todas sus funciones fisiológicas. 

Qigong o Chikung

El CHI es la energía vital que nos mueve, cuando esta energía se bloquea o se estanca enfermamos y cuando circula de manera correcta sin dispersarse, tenemos salud. El Chi es el alimento que nutre nuestra salud y vitalidad.

El Qigong es una práctica corporal que se realiza mediante suaves movimientos, respiraciones y concentración mental aportando paz, flexibilidad y vitalidad a cuerpo y mente.

El Chi Kung está diseñado para mantener el equilibrio de nuestra energía de manera dinámica.

Fitoterapia

Los fármacos pueden ser de tres tipos, natural, sintético y semisintético, antes de que llegaran los dos últimos, la naturaleza era la gran rebotica de la humanidad. El hombre investigó en ella, testeó y mezcló plantas hasta conseguir demostrar empíricamente las que funcionaban y así poder distribuirlas para uso medicinal. 

Estos tratamientos llevan milenios aplicándose pero ¿han evolucionado desde entonces?

Sigue leyendo y te cuento más cosas curiosas.

¿Cómo ha evolucionado ?

Miles de años han pasado desde que se escribieron los documentos encontrados en el yacimiento arqueológico Mawangdui.

En el año 1971, durante la construcción de un hospital en la ciudad de Changsha, los restos momificados de la Dama De Dai volvían a ver la luz después de más de 2.000 años.

La comunidad científica mostraba su asombro, no solo por el buen estado de conservación, sino por, todos los enseres que acompañaban a esta Dama de la alta sociedad China.

Frascos con tratamientos herbales, documentos sobre medicina china y una serie de pinturas con referencias al chi kung y al Tai chi fueron algunos de los objetos hallados

Hoy día este yacimiento se puede visitar pero, como aún no podemos viajar, te dejo este video de pocos minutos donde podrás disfrutar de este sorprendente hallazgo.

El Chikung y el Taichi han mantenido su espíritu intacto, de hecho cada vez son más las personas que encuentran alivio a su estrés y falta de movilidad a través de estas prácticas.

La Fitoterapia ya no tiene que sufrirse cocinando fórmulas en pucheros, hoy día existe la opción de tomar cápsulas con los compuestos herbales formulados. Gracias a la amplitud de opciones que nos ofrece fitoterapia podemos hacer frente a los desequilibrios de la salud sin necesidad de añadir ingredientes de procedencia animal.

Y este es uno de las grandes adaptaciones que ha tenido que hacer, limitar el consumo de ingredientes animales.

Debido a la evolución social y a nuevos hábitos alimenticios, el gobierno chino prohibió el consumo de varias especies animales, decisión que fue calificada por la Organización Animalista Personas por el trato ético de los Animales como “un paso monumental en la dirección correcta.” 

Contribuir con los pasos correctos hacia el trato ético de todo lo que compone

la naturaleza para mantener el equilibrio.

Uniendo tradición e investigación

La medicina tradicional china poco a poco se aleja de mercadillos repletos de frascos desconocidos para unificar tradición y evolución. Gracias a contribuciones como la de la investigadora Tu Youyou galardonada con el premio Nobel de Fisiología o Medicina en el años 2015 por su contribución a la lucha contra la malaria. 

La farmacóloga china se unió al proyecto de investigación que el gobierno chino inició en el año 1967 con el fin de luchar contra la malaria y ayudar a las tropas de Ho Chi Minh en Vietnam. 

Tu Youyou centró sus investigaciones en los remedios que ofrecía la medicina tradicional china tras encontrar un libro de 3.000 años de antigüedad en el que se hacía referencia a la planta ARTEMISIA ANNUA como remedio para la fiebre, uno de los síntomas de la malaria.

Tu youyou consiguió aislar el principio activo: la artemisina obteniendo una alta efectividad contra esta enfermedad. Se han calculado unas 100.000 vidas salvadas gracias a este medicamento.

La doctora Tu remarcó que la inspiración fue la Medicina Tradicional China pero que para poder identificar el principio activo en el extracto de la planta fue fundamental contar con la química y la bioquímica moderna. 

Dra Tu youyou en laboratorio

“Todo científico sueña con hacer algo que pueda ayudar al mundo”  Dra. Tu YouYou

La vocación: el motor de la salud

Tradición, evolución e investigación son sin duda los ingredientes principales que nos harán avanzar y poder mejorar la vida de las personas que nos rodean, sobre todo en esta época tan complicada que vivimos.

Los que nos dedicamos al cuidado de la salud sabemos que existe un ingrediente más:

La Vocación

La vocación es la emoción que sientes cuando ayudas a los demás y hace que todo el estudio, el esfuerzo diario y la dedicación con cada paciente valgan la pena. 

Si tu sientes esa misma vocación de ayuda y quieres incorporar la tradición de la medicina tradicional china a tu formación actual.

Te invito a que pulses en este enlace y te apuntes a una clase gratuita donde te informo cómo conseguirlo. 

About the Author Joaquín Almería

>