Dieta Keto, ¿Sirve realmente para adelgazar?

Aliado para quemar grasa o enemigo de mi salud. La verdad sobre la dieta cetogénica.

Desde hace algunos años, esta dieta ha cogido fuerza en el mundo de la pérdida de peso y en determinados sectores deportivos. Básicamente consiste en reducir la ingesta de hidratos de carbono y aumentar la ingesta de grasas.

Parece simple, pero… ¿realmente la dieta cetogénica sirve para adelgazar? ¿es tan fácil de hacer como parece?

Estas y otras preguntas, te las resuelvo en este vídeo, en el que te cuento todo sobre la famosa dieta keto, sus mentiras y sus verdades.

Si prefieres leerlo, a continuación te dejo un resumen de todo lo que cuento en el vídeo.

¿Qué es la dieta keto?

La dieta keto, abreviatura de ketogenic o cetogénica en español, marca una alimentación rica en grasas y baja en hidratos de carbono. Prácticamente consiste en sustituir los hidratos por grasas.

Por lo tanto, en lo que se basa esta dieta, es que en lugar de obtener la energía de la glucosa, se obtenga de la grasa.

El motivo de este cambio respecto a las dietas comunes es que comer grasas  y reducir a casi cero los carbohidratos, pone al metabolismo en un estado llamado cetosis. Y es la cetosis precisamente la que ayuda a perder peso.

¿Qué tipos de dietas cetogénicas existen?

Si nos disponemos a empezar una dieta keto, podemos elegir entre varios tipos en función de los porcentajes de ingesta de cada macronutriente. Así tenemos:

  • Dieta cetogénica estándar: Consiste en ingerir muy poco hidrato de carbono, una ingesta moderada de proteínas y alta en grasas. 
  • Dieta cetogénica cíclica: Establece periodos de ingesta más altas en carbohidratos , por ejemplo, 5 días cetogénicos seguidos de 2 días con carbohidratos.
  • Dieta cetogénica adaptada: Te permite añadir carbohidratos los días de entrenamientos.
  • Dieta cetogénica alta en proteínas: Es similar a una dieta cetogénica estándar, pero incluye más proteínas.

¿Por qué la dieta keto no te va a ayudar a perder peso?

A pesar de ser una dieta atractiva, no te recomiendo esta dieta para perder peso, porque como indico en mi libro “El final de las dietas”, todas las dietas son perjudiciales para la salud y estropean tu metabolismo. 

Si aún no lo has leído, puedes hacerlo aquí www.elfinaldelasdietas.com.

En él descubrirás por qué ninguna dieta te va a ayudar a perder peso de manera sostenida.

Y esta dieta en concreto, no la recomiendo porque es muy difícil de seguir y conseguir resultados, dado que para entrar en estado de cetosis es necesario reducir la ingesta de hidratos prácticamente a cero y aún así tardarías 15 días. Además, una vez que has conseguido entrar en ese estado, si comieras una pequeña porción de carbohidratos, saldrías inmediatamente y tendrías que volver a empezar.

Lo que sí recomiendo, es invertir las cantidades tradicionalmente aprendidas en las dietas convencionales, de ingesta de hidratos de carbono y de grasas. Lo que se traduce en comer menos carbohidratos y más grasas.

Por supuesto, cuando hablo de grasas me estoy refiriendo siempre a grasas “buenas”, que además están muy presentes en nuestra dieta mediterránea, por lo tanto te será fácil implementar este pequeño cambio en tu dieta.

¿Qué alimentos puedo comer para perder peso en cetosis?

La manera para aprovecharte de los cuerpos cetónicos que te estoy mostrando, consiste simplemente en cambiar las cantidades de hidratos de carbono por cantidades de grasas “buenas”. 

De esta manera, lo más recomendable sería ingerir un 70% de grasa de tu alimentación diaria, un 20% de proteína y un 10% de hidratos de carbono.

Seguro que estás pensando “¿cómo es posible que pierda peso comiendo tanta grasa?”. Sé que puede sonar extraño, pero es manera de enseñar a tu cuerpo a obtener la energía de la grasa y con ello consigues quemar grasa incluso cuando estás en reposo.

Por lo tanto, si te animas a hacer este cambio en tu alimentación, debes saber con qué alimentos completar ese 70% de grasas “buenas” al día.

Los alimentos ricos en grasa “buena” son el aceite de oliva, las aceitunas, el pescado azul, preferiblemente pequeño, los huevos, los frutos secos, el aguacate, el sésamo, la chía, la linaza y el aceite de coco. 

Sin embargo, conviene evitar los siguientes alimentos ricos en grasas pero que son perjudiciales para la salud, como son el cacahuete que no sea procedente de España zona, porque viene con transgénicos. Los aceites de girasol y de colza, las margarinas y las frituras. Es mejor cocinar al horno, a la plancha, hervido o en conserva.

Manteniendo esta alimentación, vas a hacer descansar a tu insulina, tu metabolismo, tus hormonas, vas a ajustar el umbral de peso ideal, lo que conllevará inevitablemente, a la pérdida del peso que te sobra y la mejora de problemas como la diabetes, sobrepeso, colesterol alto o triglicéridos altos.

Si te interesa profundizar en la pérdida de peso, he preparado una clase online gratuita en la que te cuento cómo funciona tu metabolismo a partir de los 40 y qué debes hacer (y qué no) para lograr perder de manera definitiva esos kilos de más que ahora mismo no consigues quitarte.

Haz click en el botón de abajo para registrarte de manera gratuita.

About the Author Joaquín Almería

>