pérdida de peso

La verdadera nutrición disociada para perder peso

Conoce la verdadera nutrición disociada y cómo puede ayudarte perder peso

La dieta disociada surgió bajo la premisa de no combinar en la misma comida alimentos ricos en proteínas con alimentos ricos en hidratos de carbono.

El motivo de hacerlo así es que la digestión de estos dos macronutrientes provocan una alta secreción de ácidos en el estómago debido al choque enzimático, dando lugar a digestiones pesadas, sensación de hinchazón y una incorrecta metabolización de los alimentos. Digamos que el principal problema, en cuanto a lo que respecta a la pérdida de peso, es que los hidratos de carbono pasan a almacenarse como grasa corporal, sin darnos ni siquiera la oportunidad de aprovecharlos y quemarlos.

Como ya sabemos, el cuerpo funciona mejor en un ambiente alcalino, no ácido y este es uno de los principales motivos por los que conviene evitar esta mezcla de alimentos. Pero no es el único, vamos a ver todos un poco más adelante.

Primero hay que aclarar que no es posible hacer una división estricta porque muchos alimentos contienen tanto proteínas como carbohidratos. Pero este tipo de nutrición no busca el extremo, sino que en la medida de lo posible, no se mezclen estos dos macronutrientes.

La división de alimentos que hace este tipo de nutrición es la siguiente:

  1. Carbohidratos, que son alimentos ricos en este macronutriente como son los cereales, la patata, el azúcar.
  2. Proteínas, principalmente las carnes, legumbres, lácteos y huevos.
  3. Neutros. Esta dieta considera alimentos neutros las verduras, las grasas y las carnes crudas o ahumadas.

Esta división no es del todo correcta al considerar como neutro el tercer macronutriente, que es la grasa. Sigue leyendo y te contamos por qué.

La 3 clave de la nutrición para conseguir el peso ideal

Es cierto que el hidrato de carbono ingerido junto con la proteína no se metaboliza bien y se acaba almacenando en forma de grasa corporal y de toxinas, como ya hemos dicho. Pero tampoco es una buena mezcla el azúcar con la grasa.

Ingerir grasas con azúcares, por ejemplo el helado que es grasa de la leche con azúcar, tiene un efecto inhibidor en las hormonas de la leptina y la grelina, que son las hormonas que indican que estamos saciados, y provoca que podamos comer mucho más de lo que nuestro cuerpo puede metabolizar y colapse. El único síntoma que vamos a notar es que ya nos sentimos mal, hinchazón, náuseas y malestar en general causado por el hígado y el páncreas saturados. Pero esos síntomas llegan cuando el daño ya está hecho.

Digamos que cuando mezclamos en la misma comida, cualquiera de los tres macronutrientes, hidratos de carbono, grasas y proteínas, impedimos que las hormonas del metabolismo funcionen correctamente, no tenemos sensación de saciedad, estos macronutrientes no se absorben bien y se convierten en grasa corporal y toxinas.

Por lo tanto, además de estar dañando gravemente nuestro cuerpo ingiriendo mucho y saturandolo de macronutrientes, estamos ralentizando el metabolismo, por lo tanto cada vez nos va a costar más perder peso.

Evita el choque enzimático

Y ocurre otra cosa más a nivel digestivo en el estómago cuando mezclamos macronutrientes y es que se produce el llamado choque enzimático

Las enzimas con las que se digiere cada macronutrientes son muy diferentes entre sí, por lo tanto, cuando el estómago tiene que digerir más de un macronutriente, segrega las enzimas necesarias para cada uno y éstas interfieren entre sí, provocando que no se digiera bien ni un macronutriente ni el otro.

Como consecuencia de esto, tenemos digestiones pesadas, con muchos gases y malestar.

Es por esto que no es correcto considerar alimento neutro a aquel que sea rico en grasa, pues se trata de otro macronutriente y como estamos viendo, estamos dificultando la función digestiva y metabólica si mezclamos cualquiera de los tres macronutrientes entre sí.

La nutrición disociada es histórica

Tenemos que comprender que el cuerpo humano no está diseñado ni acostumbrado para comer varios macronutrientes a la vez. Cuando éramos recolectores y cazadores comíamos lo que había, normalmente era el mismo alimento durante una semana o durante meses, y puede ser que esto fuera solo cereales o solo legumbres o solo carne. Y cuando empezamos a cultivar ocurrió lo mismo, lo que daba la tierra en cada momento era lo que se comía y cuando el animal había engordado lo suficiente, se comía ese animal durante un mes.

Desde que hemos alcanzado el desarrollo económico, hemos cambiado también nuestros hábitos de alimentación. Ahora hay más variedad y más oferta.

Pero tenemos que considerar que el tiempo que llevamos comiendo así es muy poco comparándolo con el tiempo que llevamos comiendo sin mezclar prácticamente macronutrientes. Por lo tanto, como es lógico, no podemos pretender que nuestro cuerpo funcione bien con esta nueva manera de comer.

Tampoco hay que obsesionarse con esto, pero sí ser consciente de lo que pasa. Si lo que nos ocurre es que estamos intentando perder peso y no lo conseguimos es síntoma de que tenemos el metabolismo atascado. Una de las maneras de activarlo de nuevo es disociando macronutrientes hasta que se regule todo de nuevo.

Una vez regulado, podemos separar macronutrientes en algunas comidas del día o siempre que queramos, así evitaremos volver a atascar nuestro metabolismo.

Por eso decimos que no hay que obsesionarse con esto. Se pueden comer alimentos mezclados, pero ahora ya sabes qué es lo que ocurre en tu sistema digestivo y tu metabolismo cuando lo haces y puedes evitarlo de vez en cuando.

Por ejemplo, si te apetece un helado después de comer, en lugar de comerlo en ese momento, prueba a hacerlo cuando ya hayas terminado de hacer la digestión de la comida. Verás como la digestión de ese helado no es tan pesada. Incluso, lo ideal sería que ese helado no contenga leche, así no estarás mezclando grasa con azúcar.

Si quieres aprender más maneras de reactivar tu metabolismo, equilibrar tus hormonas, tu cuerpo, tu umbral de peso ideal y tu salud, no te pierdas esta clase gratuita que he preparado para que puedas aprender a hacerlo desde tu casa de una manera sencilla y natural.

En esta clase online gratuita te cuento cómo funciona tu metabolismo y qué debes hacer (y qué no) para lograr perder de manera definitiva esos kilos de más que ahora mismo no consigues quitarte, desatascando para siempre tu metabolismo.

Haz click en el botón de abajo para registrarte de manera gratuita.

About the Author Joaquín Almería

>