Cómo usar la respiración para mejorar tu salud (y perder peso)

Conoce por qué la respiración puede ayudarte con tu salud y a quemar calorías.

¿Te has fijado por dónde respiras tú? ¿Por dónde coges el aire? ¿Por dónde lo sueltas?

En muchas ocasiones, no nos fijamos cómo respiramos, sin embargo puede ser muy saludable pararnos a analizar y a corregir malas prácticas en caso de que las haya.

Asique te invito a que sigas leyendo  y compruebes los beneficios que puede tener para tu salud respirar correctamente.

Respirar por la nariz ayuda a tu salud y a tu peso.

Ante la pregunta ¿es mejor respirar por la nariz o por la boca? no hay ninguna clase de duda. La manera correcta y natural de respirar es por la nariz. 

Muchas veces, para resolver este tipo de dudas basta con observar cómo lo hacen los bebés, porque ellos son la expresión más pura de nuestra naturaleza humana. No han sido condicionados ni han adquirido malos hábitos.

Lo primero que me gusta aclarar es algo que puede parecer obvio, pero muchas veces se nos olvida. La boca es para comer y la nariz para respirar. Del mismo modo que no nos meteríamos una hamburguesa por la nariz, no deberíamos respirar por la boca.

Como todos sabemos, el aparato respiratorio empieza en la nariz, sin embargo en la boca empieza el aparato digestivo.

Aclarado esto, vamos a ver 6 beneficios que tiene respirar por la nariz respecto a respirar por la boca y cómo respirar de una manera o de otra puede afecta directamente en nuestro sistema inmunitario, en nuestra longevidad y salud y por supuesto, en nuestro metabolismo, por lo tanto, en la pérdida de peso.

1- Regular la temperatura del aire. 

Cuando respiramos por la boca, el aire entra en nuestros pulmones a la misma temperatura que está fuera, ya sea frío o caliente, y en muchas ocasiones hay una gran diferencia entre esta temperatura y la temperatura de nuestro cuerpo. Con esto lo que provocamos es que nuestro cuerpo tenga que hacer un esfuerzo por volver a regular la temperatura del pulmón para llevarla de nuevo a la temperatura normal del cuerpo. 

Al respirar aire caliente por la nariz, le damos la oportunidad de enfriarse y que llegue a los pulmones a la temperatura del cuerpo y lo mismo cuando respiramos aire frío, se calienta y llega a nuestros pulmones a la temperatura adecuada. De tal modo que los pulmones no se ven alterados por cambios de temperatura.

2- Humedecer.

Otra de las funciones que tiene la nariz es humedecer el aire evitando que el aire seco entre en los pulmones dañándolos y pudiendo causar enfermedades como la bronquitis.

La nariz contiene mucosa precisamente para eso, poder humedecer el aire en el caso de que el aire que estemos respirando sea demasiado seco. A nuestros pulmones les gusta el aire húmedo.

3- Filtra.

Gracias a los cilios que tenemos en la nariz, movemos el aire dentro y fuera de la nariz. Pero además de mover las moléculas de aire, los cilios, junto con la mucosa, filtran este aire que entra de partículas de polvo, polen o cualquier otra cosa que me pueda producir alergia o dañar los pulmones.

Por lo tanto, ese primer filtro que se le hace al aire antes de entrar en nuestro cuerpo se realiza en la nariz y no en la garganta o las amígdalas. Respirando por la boca, estamos dejando pasar todas esas partículas directamente a nuestros pulmones.

4- Monóxido de nitrogeno.

Respirar por la nariz nos ayuda a producir seis veces más cantidad de monóxido de nitrógeno que si respiramos por la boca.

El monóxido de nitrógeno es un gas importante para el sistema inmune, la circulación y el metabolismo, por lo tanto, esencial para metabolizar correctamente los alimentos que comemos y acumuar menos grasa en forma de tejido adiposo.

5- Oxígeno.

Las personas que respiran por la nariz, producen un 16% más de oxígeno que las personas que respiran por la boca.

Tener una correcta saturación de oxígeno en sangre es esencial para el correcto desarrollo de todas las funciones corporales, incluido el metabolismo.

6- Mejora la relación Oxígeno – Dióxido de Carbono.

Hasta hace poco se creía que es el oxígeno el que nos ayuda a metabolizar mejor la grasa y a quemar más grasa corporal.

Sin embargo, los últimos estudios demuestran que con los distintos tipos de respiración, los niveles de oxígeno no cambian tanto, sin embargo lo que sí cambia bastante de una respiración a otra, son los niveles de dióxido de carbono. Obteniendo mejores niveles en personas que respiran por la nariz.

Teniendo en cuenta que, un nivel adecuado de dióxido de carbono ayuda a tener un sistema inmune fuerte, a perder el peso que no sobra e incluso influye en la longevidad, podemos decir que es otro motivo importante para respirar por la nariz.

Exhala más y gana vida

Otra respiración más específica que también nos va a traer muchos beneficios, como vamos a ver a continuación, a nivel de salud y de regulación del metabolismo, es la respiración del rectángulo

La respiración del rectángulo consiste en exhalar en el doble de tiempo que inhalamos. Lo más común es coger aire en 4 segundos y expulsarlo en 8 segundos.

Con esta respiración lo que hacemos es exhalar mucho más de lo que inhalamos para poder disfrutar de los siguientes beneficios.

  1. Aumenta la capacidad pulmonar y la esperanza de vida. Según el estudio Framingham, inhalar más, está ligado a la esperanza de vida, y no como se pensaba que era por dieta, genética y hacer ejercicio. Los maestros milenarios orientales ya lo decían, que si haces latir menos a tu corazón y respirar menos a tus pulmones, vivirás más. Cura y fortalece el pulmón, pulmón dañado con cualquier tipo de enfermedad.
  2. Fortalece el sistema inmune y el metabolismo, por lo tanto nos ayuda a conseguir nuestro peso ideal.
  3. Reduce la hipertensión. 
  4. Reduce la ansiedad. Gracias a que regula el cortisol, que es la también llamada hormona del estrés, reduce los niveles de ansiedad y regula los estados del sueño, por lo tanto ayuda a dormir mejor. 
  5. Mejora los problemas de espalda. Prueba de ello, es el método que desarrolló Caralina Schroch entre 1920 y 1940, para curar la escoliosis, gracias a haber curado la suya, basado en la corrección de patrones respiratorios aplicando este tipo de respiración y la corrección de percepción postural
  6. Aumenta la vida del corazón. Gracias a que este tipo de respiración alivia al segundo corazón o bomba torácica que es el diafragma, ayudando a bombear entre un 50 y un 70% de los 7.570 litros de sangre que bombea al corazón al día. La mayoría de adultos usa solo un 10% de la capacidad de su diafragma, por tanto con esta respiración evitamos la tensión cardíaca, mejorando el trabajo del corazón y se desgaste mejos.

7. Los estudios del Dr. Robert Nims del hospital de Conectica y Carl Stough demostraron que mejora el asma.

8. Además de todo esto, ayuda a mejorar enfermedades pulmonares como la bronquitis y la neumonía. 

Si quieres saber más sobre cómo la respiración puede ayudarte a perder peso, no te pierdas esta clase gratuita que he preparado para que puedas aprender mi método desde tu casa de una manera sencilla y natural.

En esta clase online gratuita te cuento cómo funciona tu metabolismo y qué debes hacer (y qué no) para lograr perder de manera definitiva esos kilos de más que ahora mismo no consigues quitarte, desatascando para siempre tu metabolismo.

Haz click en el botón de abajo para registrarte de manera gratuita.

About the Author Joaquín Almería

>